Páginas vistas en total

jueves, 8 de marzo de 2012

Las cosas buenas tardan en llegar, por eso siempre llego tarde.

Así pasan los días,entre el cantar del gallo a las doce,café inamovible de las cuatro,humo entre sorbo y sorbo de café,sonido de motor de cuatro marchas con bandera de cuadros,dirección al gym,tortilla de atún de menú y rumbo a otra tarde-noche encarrilada bajo la luz ténue de una bombilla y el humo como compañero de baile,como acompañante carcajadas y apretones de manos a toneladas.

Y sigo sin cansarme de mi vida y todo lo q ello lleva consigo,no tengo todo lo q quisiera,pero si lo imprescindible y algo mas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario